Análisis: El Mac alcanza el record histórico de cuota de mercado

Análisis: El Mac alcanza el record histórico de cuota de mercado

17 noviembre, 2011 |  by  |  AppleNeXt, Mac

Se veía venir… Han pasado unos años muy rápidamente en Apple. Ha costado mucho esfuero y muchos años de trabajo en la sombra pero por fin ya es oficial. Existe una alternativa.

Leo las noticias en Internet y veo que el Mac (un tipo de manzana, McIntosh, para quien a estas alturas áun no lo sepa) ha superado el 5% de cuota de mercado a nivel mundial.

Un 5%, 1 de cada 20 ordenadores en uso del mundo es un Mac. A ti te puede parecer poco, pero a nosotros nos parece una locura.

Sigue leyendo para conocer nuestra opinión y nuestro análisis, de la forma más cercana posible como siempre intentamos hacer en AppleNeXt.

Como el Mac llegó a nuestra vida. Un poco de historia…

Un día como hoy, hace más de 20 años, un laboratorio le regaló a mi padre el chisme que estaba causando sensación en EEUU. Era un ordenador, como alguno de los que ya habíamos usado en casa (benditos Spectrum, Amstrad, etc.) pero tenía algo diferente. Aparte de no tener Cassette (sí, los antiguos iban por cinta magnética, alucinante) tenía un logo con una manzana.

Nada más encenderlo ya notamos como un sonido (que más adelante aprenderíamos que indicaba que todo estaba en orden) diferente daba paso a un simpático dibujito de un ordenador (el famoso happy Mac) sonriente mienstras llegábamos al escritorio.

    

 

 

 

NOTA: antes no había kernel panics ni problemas raros, cuando tu Mac no quería arrancar, te aparecía un Mac triste y tenías que reinstalar el sistema. Aunque haciendo esto es como me cargué y arreglé mis primeros Macs, nunca perdí un sólo dato y eso que no hacía copias de seguridad. Las cosas simplemente funcionaban.

El escritorio, hoy nadie se pregunta qué es eso. Pero es lo primero que recorría nuestras cabezas cuando toda la familia mirábamos embobados aquella obra de ingeniería. Hasta ese momento los ordenadores no tenían escritorio, simplemente unas pantallas negras con letras blancas. El concepto era tan radicalmente nuevo para nosotros que gracias a Dios, Apple incluyó un programa que se llamaba “Técnicas Básicas” donde te enseñaban qué era un archivo (ítem lo llamaban), una carpeta, incluso el ratón y cómo funcionaba la estupenda papelera (que engordaba y adelgazaba como por arte de magia para mis ojos de niño). Me acuerdo que movías una silla, dabas de comer a un pez y aprendías el extraño movimiento de arrastrar y soltar… No había botón derecho así que una cosa menos.

Creo que hoy deberían incluir algo similar en Lion para la gente que se compra un Mac por primera vez, o si me apuras en el iPad, que está más apuntado a gente que no se quiere complicar.

Nuestro Macintosh LC, se convirtió en una máquina genial que intentábamos usar todos los días y la gente alucinaba cuando venía a casa. Claris Works (bisabuelo de lo que hoy es iWork) nos servía para hacer documentos, planos, dibujos, etc. que luego imprimíamos con nuestra Apple Style Writer (sí, Apple hacía impresoras).

Yo disfrutaba de mi ordenador como antes no había hecho, los Spectrum y similares eran buenas máquinas pero requerían un poco más de edad/conocimientos que hacer doble clic en el SimAnt, el Red Baron o el Ishido para jugar un rato (los juegos teníamos que traerlos de EEUU porque aquí eran muy muy difíciles de encontrar).

Ampliamos la RAM de 2 a 4 MB (sí Megabytes) y compramos un disco duro de 250MB para tener almacenamiento casi ilimitado, todo iba genial pero pronto las cosas dejaron de ser tan fáciles…

Somos diferentes…

Los ordenadores se habían popularizado mucho, eran realmente herramientas que facilitaban muchísimo la vida. Podías tener un seguimiento de historias clínicas como hacía mi padre, realizar y archivar los diseños que más te gustaban como hacía mi hermano (gracias a eso el logótipo de AppleNeXt es como es) o pasarme la vida jugando e investigando como me encantaba hacer a mí.

Poco a poco íbamos viendo como aunque los ordenadores de otras personas eran muy feos y mucho más difíciles de utilizar, cada vez más amigos tenían esos modelos, IBM Compatibles los llamaban… ¿Compatibles? Pero si no funcionan mis juegos ni los suyos en nuestros nuevo PowerMac 6100. En ese momento nos dimos cuenta de que los no compatibles éramos nosotros… éramos diferentes.

Más adelante salió Windows 95 y la cosa se puso bastante fea. Casi todo el mundo que conocíamos lo tenía o pensaba tener y allá donde ibas eran sólo problemas para los Macintosh (sabíamos que en EEUU era un poco mejor la cosa pero aquí era una pesadilla).

Todo estaba pensado para Windows, Software, revistas, etc. Era muy difícil encontrar cosas para Mac, sólo una tienda apostó por ello, Ktuin, algún servicio técnico en Madrid. Conseguíamos sobrevivir gracias a la BBS de Sendanet y lo maja que era la gente allí. La gente se sorprendía muchísimo cuando les explicabas que en tu ordenador no había Windows, que el PC Fútbol no funcionaba o que el CD que te habían pasado no se podía leer…

Una estrategia a largo plazo…

Mac OS X, el iMac y el iPod lo cambiaron todo. La marca Apple emepezó a ser conocida y sobre todo reconocida. La gente la asimila a diseñadores, gente dedicada al mundo de las artes gráficas y cosas similares, pero en mi familia ninguno hacíamos esas cosas. Simplemente decidimos en su día, que un ordenador manejado por un ratón era más fácil de usar y mucho más avanzado que uno que usase MS-DOS.

Como siempre hemos dicho en este estupendo artículo, todo responde a una estrategia a muy largo plazo. Que pasaba de una empresa al borde de la ruina a lo que hoy es Apple. La marca en la que para bien o para mal, todo el mundo empresarial se fija.

Es muy complicado entender todo esto si no lo has vivido, si no te has sentido diferente, si no has peleado por seguir a flote, por seguir fiel a tu apuesta.

Es muy díficil ver por qué es una tremenda noticia alcanzar el 5% de cuota de mercado si nunca has pensado diferente.

Y para acabar el artículo no se me ocurre una frase mejor que la que dijo alguna vez una mente mucho más brillante que las nuestras. Una mente capaz de cambiar el mundo… varias veces:

Es mejor ser pirata que alistarse en la marina

 

 

Leave a Reply